Consejo Estatal para la Cultura y las Artes - CECA

Miguel Lucano Rivera

Imagen de cesar.trujillo
Mar, 01/20/2015 - 12:58 -- cesar.trujillo

(1938-2010)
Nacido en Tonalá, Jalisco, el 29 de septiembre de 1938, este gran alfarero de la técnica del barro vidriado en las modalidades de petatillo y engretado, es miembro de la 4ª generación de productores y artistas populares que ha contado entre sus miembros distinguidos a Balbino, Cirilo, Agustín y Tomás Lucano, quienes le han dado lustre a la familia y, desde luego, a la tradición artesanal de Tonalá y Tlaquepaque, lugares de residencia de estos grandes artífices.

Siguiendo la misma línea preciosista de la elaboración del petatillo primigenio, Miguel Lucano Rivera, desde los 10 años, ha estado comprometido en las labores ceramistas, lo mismo con algunos de sus tíos y su padre –arriba nombrados– que en su taller personal, el cual opera desde 1960. Cabe decir que él es de los pocos alfareros que se puede jactar de realizar las diversas fases del proceso de elaboración de sus piezas, pues realiza labores que van de la recolección de la leña, el moldeado, la decoración, el quemado, la obtención de la materia prima de algunas vetas cercanas a Tonalá, donde lo mismo obtiene los diversos tipos de barro que la liga y el agua pura de los veneros, la cual le permite realizar productos de la más alta calidad, pero con un estilo personal y a la vez tradicional.

Alejado desde siempre de los reflectores y de los certámenes artesanales, Don Miguel, como se le conoce popularmente, es una persona afable en su trato, y de igual forma atiende a quienes lo visitan a su taller en Emiliano Zapata N. 130-B, a dos cuadras de la Plaza principal de Tonalá para admirar su obra, para hablar de cómo era el Tonalá de ayer, de los personajes de la cultura y la política con los que ha convivido y de otras reminiscencias.

Don Miguel se ha distinguido, al igual que otros muchos alfareros de su generación, por no participar en los diversos certámenes de la cerámica que se realizan en todo el país, lo que no ha sido motivo para recibir diversos reconocimientos por su larga, exitosa, pero poco conocida trayectoria; los diplomas que ha recibido han sido los siguientes: en 1983, reconocimiento por parte del Museo Regional de la cerámica de Tlaquepaque por sus piezas de singular belleza; en 1990 recibió un reconocimiento por 30 años de trayectoria artesanal por parte de Fonart; y en el 2007 recibió un diploma por parte del H. Ayuntamiento de Tonalá, por su larga trayectoria como uno de los mejores productores de barro petatillo.

Actualmente es becario del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECA) con el proyecto “Elaboración de 15 réplicas de barro petatillo originarias de la Familia Lucano de Tonalá, Jalisco”, réplicas que estuvieron de moda en las primeras décadas del siglo XX.
 

Disciplina: 
Artesanías
Autor: cesar.trujillo - Consejo Estatal para la Cultura y las Artes - CECA
Fecha de actualización: 20/01/2015 - 18:58:30